Skip to content

Apoya nuestros niños durante el Covid-19

Bienvenidos a la Fundación Amiguitos Royal

Los niños y sus familias cuentan con el potencial para crecer sanos y felices. La Fundación promueve ambientes que permiten que este potencial aflore y se desarrollo.

Ambientes afectuosos

Ambientes afectuosos

El cariño y la ternura que merecen los niños

Ambientes nutritivos

Ambientes nutritivos

La importancia de una nutrición balanceada en los niños

Ambientes estimulantes

Ambientes estimulantes

Estimulación por medio de actividades lúdicas

Ambientes seguros

Ambientes seguros

Sensación fundamental de seguridad que merecen los niños

Nuestros programas:

Cuidando el vínculo esencial: Binomio madre e hijo

Apoyo a niños de 0 a 5 años y a sus madres

Constructores de paz

Apoyo a niños de 4 a 9 años

Conoce la Fundación

Para la Fundación Amiguitos Royal, la nutrición va más allá de ofrecer alimentos, implica sobre todo una postura afectuosa y estimulante que favorezca en los niños y niñas el desarrollo de su potencial para convertirse en adultos sanos y felices. Esta tarea se concreta mediante diferentes estrategias:

Acompañamiento nutricional
Escenarios de aprendizaje en etapa escolar
Trabajo madre e hijo
Trabajo en red
Reproducir vídeo
22 de octubre de 2020

Próxima entrega de desayunos

Invita a un niño a desayunar desde $25.000
Apoya nuestro programa Desayunemos Juntos
¡No te quedes por fuera!

Mira como dejamos huella

¿Quieres ver más?
Visita nuestra canal de Youtube

¿Quieres apoyarnos ?  Contáctanos al correo info@fundacionamiguitosroyal.org

Algunos testimonios

No solo llenamos pancitas, llenamos corazones

testimoniomama1

“ Me siento bendecida por la enseñanza que nos dan todos los días”

Natalia Martinez
Madre
testimoniomama2

“Gracias a la fundación por brindarnos el apoyo a mis niños”

Nancy Chaparro
Madre
testimoniomama3

“La fundación es una ayuda beneficiaria para mi y mi familia y es un excelente aprendizaje para nuestros niños

Lucia Benavides
Madre

Nutrir es más que dar alimentos. Nutrir es un acto de amor