Nuestra historia

La labor que hoy adelanta la Fundación Amiguitos Royal se inició en 1981 por iniciativa del Doctor Roberto Rueda Williamson, médico nutricionista, quien con el respaldo de un grupo de empresarios creó la Fundación Nutrir con el fin de trabajar por los niños con problemas nutricionales de los cerros nororientales de Bogotá. La cadena de Hoteles Royal comenzó a apoyar esta iniciativa en 2005 y en 2012, ante el cierre de la Fundación Nutrir, Amiguitos Royal asumió la continuación de este esfuerzo y heredó la experiencia y conocimiento construidos durante 31 años de trabajo en la localidad de Usaquén, así como una comunidad comprometida y participativa.